No escatimaremos esfuerzos para liberar a nuestros semejantes, hombres, mujeres y niños, de las condiciones abyectas y deshumanizadoras de la extrema pobreza...Decidimos reducir a la mitad, para el año 2015, el porcentaje de habitantes del planeta cuyos ingresos sean inferiores a US$1 por día.
—Declaración del Milenio de las Naciones Unidas (2000)

Se define la extrema pobreza como el consumo diario promedio de US$1,25 o menos, lo que significa vivir en el límite de la subsistencia. El número de personas que vive bajo esta condición está disminuyendo desde 1990, de manera lenta al principio y más rápido hacia finales del siglo. La reducción más grande ocurrió en Asia oriental y el Pacífico, siendo China el país que experimentó los más grandes avances. En África al sur del Sahara, donde la situación se mantuvo estancada durante la mayor parte de la década de 1990, comenzó a disminuir la cantidad de personas en extrema pobreza.

El porcentaje de personas en dichas condiciones en Asia oriental y el Pacífico cayó en más del 50% desde 1990, superando la meta de los objetivos de desarrollo del milenio (ODM).  El promedio regional es impulsado por China, que sacó a más de 500 millones de personas de la extrema pobreza, aunque otros países de la región también tuvieron resultados satisfactorios. En la tabla no se incluyen las economías de países de ingreso mediano, como Malasia y Tailandia, cuyos índices de pobreza se mantienen por debajo del 2%. Tampoco se dispone de datos de economías pequeñas e isleñas.

En relación a la línea de extrema pobreza de US$1,25 al día, los índices en este ámbito de la mayoría de las economías de Oriente Medio y Norte de África son bastante bajos. Con excepción de Yemen, que es la única economía de ingreso bajo en una región donde los indicadores crecieron en los últimos años, los índices de extrema pobreza son típicamente menores del 4%. En 2005 se estimó el índice de pobreza promedio de la región en 3,6% y se espera que se reduzca a la mitad para 2015. No obstante, para las economías de ingreso mediano es más representativa una línea de pobreza de US$2 al día. Con las mediciones realizadas a este nivel, el índice de pobreza promedio de la región se redujo desde el 19,7% en 1990 al 16,3% en 2005. A pesar de la desaceleración reciente del crecimiento, se espera que este indicador  (tomando como referencia el valor de US$2 al día) disminuya al 8,3% para 2015.

Si bien la declinación se vio afectada por la crisis financiera mundial, se proyecta que se reduzca la cantidad de personas que vive en la extrema pobreza a unos 900 millones para 2015, aunque la población que habita en los países en desarrollo aumente a 5.800 millones. Pero aun así, habrá 1.100 millones más de personas viviendo con menos de US$2 al día.

Ayuda/Comentarios

User Voice