Mejorar la salud es fundamental para el Banco Mundial y ocupa el lugar n.° 5 en los objetivos de desarrollo del milenio (ODM), un programa que promueve enérgicamente el desarrollo humano como la clave para sostener el progreso social y económico en todos los países. Los ODM, aceptados en general como marco para medir el avance del desarrollo, reconocen la importancia de crear una asociación mundial con este fin.

Para reducir las desigualdades, muchas naciones ponen el énfasis en la atención primaria de salud, que incluye la inmunización, los servicios sanitarios, el acceso al agua potable segura e iniciativas para una maternidad a salvo de peligros. Los Indicadores del desarrollo mundial de este año muestran que varias regiones experimentaron mejoras, por ejemplo América Latina y el Caribe (ALC), pero también hay otras que están rezagadas.

ALC consiguió logros impresionantes en materia de salud materno infantil. Igualó las tasas de mortalidad infantil y en la niñez de Asia oriental y el Pacífico y Europa y Asia central. Más del 80% de los nacimientos en esta región son asistidos por personal sanitario calificado y se registra un elevado uso de métodos anticonceptivos (75% de las mujeres casadas) y el porcentaje más alto de embarazadas que reciben atención prenatal (95% de todas las mujeres en esta condición). Sin embargo, cuenta con la tasa más alta de fertilidad en adolescentes después de África al sur del Sahara: 72 nacimientos por cada 1.000 jóvenes de entre 15 y 19 años de edad.

tasa_fertilidad_adolecente

En Europa y Asia central, la mortalidad infantil –la muerte de niños nacidos vivos antes de cumplir su primer año– es el factor que más contribuye a los valores de mortalidad de niños, y las mejoras en ambos índices son los aspectos que más contribuyen a aumentar la expectativa de vida en el mundo en desarrollo. Esta región realizó los mayores avances para reducir la mortalidad infantil desde 1990: dicha tasa decreció de 41 a 19 muertes por cada 1.000 nacidos vivos. No obstante, en muchos países las tasas de mortalidad de adultos, en especial de los hombres, siguen siendo mucho más altas que en otros países con niveles de ingreso similares. La expectativa de vida en adultos se redujo en los últimos 20 años a causa del elevado consumo de alcohol y tabaco y la alta prevalencia de tuberculosis y del VIH/SIDA.

reduccion_mortalidad_infantil

El embarazo precoz aumenta las probabilidades de morir en el parto. En África al sur del Sahara se registra la tasa de fertilidad en adolescentes más alta y está disminuyendo lentamente. Asimismo, esta región en desarrollo presenta la más baja prevalencia de uso de métodos anticonceptivos, que sigue siendo un poco mayor al 20% desde 2000.

tasa_fertilidad_adolecente

Si bien hubo avances en el mundo en general, muchos países permanecen ajenos a ello, en particular los Estados frágiles o que están emergiendo de un conflicto. Se asoció el lento progreso para satisfacer los ODM relacionados con la salud a los desalentadores avances en asistencia sanitaria. Es imprescindible que las naciones mejoren su infraestructura, cuenten con personal para prestar los servicios y tengan el financiamiento adecuado para ampliar el acceso a la atención médica.

Ayuda/Comentarios

User Voice