La demanda de datos estadísticos de buena calidad continúa aumentando. Las estadísticas oportunas y confiables son componentes clave de cualquier estrategia general de desarrollo. En este ámbito, mejorar la calidad y cantidad de los datos en todos los aspectos del desarrollo es fundamental para lograr el objetivo de un mundo sin pobreza.

Se necesitan datos de buena calidad para fijar niveles de referencia, identificar medidas públicas y privadas eficaces, determinar objetivos y metas, supervisar avances y evaluar efectos. Además, la información representa una herramienta fundamental para una buena gestión, puesto que es un medio para que los pueblos evalúen la labor del Gobierno y puedan participar directamente en el proceso de desarrollo.

En el Banco Mundial, el Grupo de gestión de datos sobre el desarrollo coordina el trabajo estadístico y mantiene una serie de bases de datos sectoriales, macroeconómicas y financieras. Los equipos recurren a ellas para preparar Estrategias de asistencia a los países (EAP), estudios sobre pobreza, documentos de investigación y otros trabajos sectoriales y económicos. En estrecha colaboración con las regiones y sectores del Banco, el grupo se guía por estándares profesionales en la recopilación, compilación y difusión de la información para asegurar que todos los usuarios puedan confiar en la calidad e integridad del material producido.

Gran parte de la información proviene de los sistemas estadísticos de los países miembros y por consiguiente, la calidad de los datos mundiales depende del grado de precisión de dichos sistemas. El Banco Mundial trabaja para ayudar a las naciones en desarrollo a mejorar la capacidad, eficiencia y efectividad de los sistemas nacionales de estadísticas, ya que sin datos de buena calidad y vasta cobertura provenientes de estos países es imposible formular políticas eficaces, supervisar la implementación de estrategias de lucha contra la pobreza o verificar los avances hacia objetivos generales.

Ayuda/Comentarios

User Voice